Caso PRÁCTICO: Blencor

10/10/2011

Cuando la compañía envasadora de alimentos congelados Blencor comenzó las obras de construcción de su nuevo almacén frigorífico en 2010, sus dueños españoles y peruanos buscaron inspiración estética en las afueras de su pueblo al sur de Texas. Dirigir la mirada hacia un diseño de instalación europeo, resultó ser, algo difícil de lograr.

Con una producción de más de 70 millones de libras por año durante su primera fase, Blencor se hizo reconocer por medio de sus mezclas de distintos ingredientes congelados como brócoli, guisantes y zanahorias con distintos sazones y aceites para crear platillos culinarios congelados a un nivel industrial. En este proceso, la compañía ha acrecentado la creciente popularidad de comidas de sartén y otras comidas en bolsas para cocinar al vapor convirtiendo la industria en un boom de verduras de valor añadido, un logro impresionante considerando su relativamente corta presencia en los Estados Unidos.

Situada al oeste de Houston en Sealy, Texas, la instalación de Blencor entró en funcionamiento en mayo del año pasado después de un intenso período de tres años de su diseño y construcción. Durante ese tiempo, todo desde People Flow hasta lógistica fue planificado y construido. La compañía tomó como modelo de su construcción una serie de edificaciones europeas, pero duplicando una estructura construida según códigos de construcción europeos en un país con sus propios códigos establecidos resultó ser desafiante inmediatamente. "Las reglamentaciones en Europa son diferentes a las de Estados Unidos", dijo Shane Sampels, Vicepresidente Ejecutivo de Operaciones de Blencor. "Otro cambio importante fue el manejo de materiales. Un palet en Europa es de un tamaño distinto que en Estados Unidos, así que tuvimos que hacer algunos ajustes a nuestro sistema de estanterías para el manejo de palets.

Las estanterías para paletización compacta -las cuales, junto con las estanterías de paletización convencional, fue el componente de instalación en este proyecto- trabajan mejor con un palet más resistente. Los palets estadounidenses son de una estructura y durabilidad diferente; los europalets son normalmente construidos con bases más fuertes para prevenir que se desvíen y se rompan. Además, Blencor quería que las estanterías pudieran soportar el peso de los palets de doble piso, los cuales exigía el desafío de soldar una nueva cartela al perfil de apoyo.

Con el fin de mantener la autenticidad de los almacenes europeos, cada estantería debía ser especialmente modificada para conformar el tipo de palet inusitado en los Estados Unidos, undetalle que aparentemente le pudo haber costado a otras compañías tiempo y dinero si el problema hubiera pasado inadvertido por demasiado tiempo. Miguel López, el gerente del proyecto de Interlake Mecalux, detectó en las etapas iniciales el posible dolor de cabeza que hubiera sido rediseñar las estanterías. López señaló la diferencia de tamaño entre los palets europeos y estadounidenses y consultó con los ingenieros de Blencor acerca de la desviación. Fue necesario compensar la diferencia de peso que requerirían para soportarse. Tomé algunas fotografías", comentó López. "Las envié a (Blencor) y se dieron cuenta de que ciertas cosas que estaban haciendo en Europa no serían capaces de hacer aquí". Sampels concordó con este hallazgo y comentó lo rápido que ambas compañías fueron capaces de identificar las complicaciones, modificando e impulsando hacia delante. "Aun durante la instalación, encontramos algunos cambios de ingeniería por nuestra parte. Interlake Mecalux satisfizo nuestras necesidades".

Debido a la naturaleza del proyecto, Mecalux en España diseñó un sistema de estantería único y cartelas de soporte correspondientes y enviaron cada diseño a un equipo de ingenieros en EE.UU. para ser finalmente aprobadas. Una vez que se contó con las aprobaciones y se comenzaron las instalaciones, contar con múltiples plantillas de previa existencia para la instalación resultó facilitar la terminación; como colocar las últimas piezas dentro del marco de un rompecabezas en vez de armar cientos de piezas sueltas. Con un pasillo central de doble acceso de una estantería de 35 casillas de ancho, y dos estanterías de acceso único de 31 huecos de ancho, todos los cuales son de 9 metros de altura, la escala del producto final fue impresionante y ciertamente diferente del resto de los almacenes dentro de un radio de 1600 kilómetros de Sealy.

Un año más tarde, ambas compañías han experimentado el tipo de déjà vu más agradable. La instalación de envasado y de mezclado de Blencor una vez más ha experimentado el mismo tipo de capacidad de producción que su antecesor español, mientras que Interlake Mecalux una vez más puede decir que posibilitó su crecimiento.